¿Es el ajenjo un veneno?

El ajenjo contiene entre sus componentes varios principios psicoactivos, que la han vuelto una hierba tan popular como peligrosa. Es sabido que la tuyona, alcaloide que es responsable de provocar alucinaciones en quienes beben licor de absenta, está presente en esta planta, que es el ingrediente principal de dicha bebida. El absenta puede resultar adictivo y, en algunos casos, mortal.

Hay que tener en cuenta que el ajenjo puede resultar tóxico por acumulación. Incluso al utilizar esta hierba para aprovechar sus muchas cualidades medicinales, se debe tener moderación en cuanto al tiempo y la cantidad que se ingiere.

ajenjo como veneno

El ajenjo actúa sobre la zona del cerebro responsable de provocar las crisis epilépticas, por lo que está altamente contraindicado para quienes padezcan esta enfermedad. En dosis elevadas podría causar temblores y convulsiones. También puede causar vómitos y nauseas, o trastornos neurológicos tales como insomnio, vértigo, inquietud, ansiedad o, incluso, neuritis óptica.

Nunca debe administrarse a los niños, y tampoco a las embarazadas, ya que tiene la facultad de relajar el útero, y podría provocar un aborto espontáneo. No se recomienda a las personas que tengan úlceras duodenales o gastritis crónica, ya que estimula la producción de jugo gástrico.

Es recomendable, si se sigue un tratamiento en base a esta planta, que dicho consumo no exceda los ocho o nueve días de duración, y se deje descansar el organismo por un período prudencial.