Ajenjo para la bebida

El ajenjo es muy popular por ser uno de los ingredientes principales del famoso licor de absenta, y es, precisamente, quien aporta su principio psicoactivo, la tuyona, presente en el aceite volátil que se extrae de esta hierba a través de un proceso de destilación. Este aceite es de color verde oscuro, o en ocasiones azul, y tiene un sabor muy amargo, acompañado por un aroma bastante fuerte.

El ajenjo puede usarse para elaborar absenta

El licor de absenta tiene una graduación alcohólica que varía entre los 70 y 89,9% de alcohol, siendo una de las bebidas más fuertes del mundo. Teniendo en cuenta que es una bebida muy aromática, con esta cantidad de concentración alcohólica, amarga, seca, y con propiedades alucinógenas, es recomendable beberla rebajada con agua como aperitivo, o mezclar una pequeña parte con otro tipo de bebidas.

Mucha gente le agrega azúcar a este licor, lo cual potencia su sabor. Es conocido el ritual en sociedad donde se coloca la absenta en una copa grande y se vierte agua fría lentamente sobre una cucharita con azúcar. También existe la opción de colocar absenta sobre una cucharita de azúcar y prenderle fuego hasta formar un caramelo, luego e lo cual puede diluirse en agua.

El ajenjo también está presente (aunque en segundo plano) en la fabricación del vermut. De hecho, esta palabra alemana (wermut) significa, precisamente, “ajenjo”. Está compuesto por el ya mencionado ajenjo, vino blanco, y varias substancias tónicas o amargas.

Hay dos tipos de vermut: rojo y blanco. Usualmente se utiliza el blanco como aperitivo, pudiéndolo combinar con limón, azafrán, clavos, hojas secas de manzanilla, vainilla, hinojo, nuez moscada, diversas raíces y canela.