Para qué sirve del ajenjo

El Ajenjo es la planta medicinal más amarga de la que se tiene noticia; y ha sido utilizada por el ser humano desde tiempos remotos, dándosele muchísimos usos, entre los que se destaca el aprovechamiento de sus cualidades.

Sirve como tónico gástrico. Su sabor es lo que le da esta misma propiedad, ya que aumenta el apetito y la secreción de bilis. Esto es especialmente bueno para quienes padezcan problemas de alimentación, o tengan la digestión pesada.

Estimula la micción y desintoxicación hepática, ya que la secreción de jugo gástrico descongestiona el hígado y ayuda a prevenir cálculos. También actúa como laxante, y se aprovechan sus cualidades diuréticas.

conoce para qué puede servir el ajenjo

Es un gran antiséptico y antiparasitario, utilizado desde tiempos remotos en forma de emplastos para el tratamiento de heridas superficiales y como remedio natural para eliminar parásitos en el intestino.

Es emenagogo, ejerciendo una acción directa de relajación sobre el útero. Se recomienda para mujeres con ciclos irregulares, o que tengan dificultades para el vaciado correcto.

Las ramas frescas de ajenjo también se utilizan como repelente contra insectos, especialmente polillas. Este mismo principio es muy popular en jardinería orgánico, utilizando su esencia diluida en agua para atomizar plagas.

Esta planta se utiliza para preparar el vermut, famosa bebida amarga, y el licor de absenta, que está prohibido en varios países del mundo debido a sus propiedades psicoactivas.

El ajenjo está contraindicado en niños y en embarazadas; y se recomienda su uso para casos puntuales, en tratamientos que no duren más de ocho o nueve días.